Inteligencia Artificial en el tratamiento de datos

Inteligencia Artificial en el tratamiento de datos: la clave en un futuro cookieless

Inteligencia Artificial tratamiento datos
Foto de Domenico Loia on Unsplash

Con las cookies perdiendo terreno, las empresas deben aprender a cuidar y tratar sus datos correctamente, para sacarles el máximo partido y no tener que depender de los datos de terceros. Si cultivamos, clasificamos y cualificamos los datos de nuestros clientes y usuarios, esto se traducirá en una mejora en la atención que les podemos ofrecer. ¿Pero cómo podemos hacerlo sin dedicar todo nuestro tiempo a ello? La Inteligencia Artificial es la clave.

Cómo mejorar el tratamiento de los datos

Para tratar los datos, podemos hacerlo de dos maneras: dedicando parte del tiempo de nuestra jornada a clasificar a mano la información de cada uno de nuestros clientes, decidiendo en qué grupo deben ir, cuándo debemos contactarlos, qué quieren de nosotros… o podemos dejar que la Inteligencia Artificial (IA) lo haga por nosotros.

Esto último es lo que se conoce como “automatización de datos”, y consiste en que una IA recoge, cualifica y clasifica la información de los leads por nosotros. Además, también realiza un seguimiento o tracking de su comportamiento respecto a nuestra página web, productos y servicios, y lo compara con clientes que ya convirtieron y tuvieron una conducta similar. De esta forma, antes de que el call center contacte al lead, analizando otros usuarios parecidos, ya sabremos en qué puede estar interesado y qué producto puede ser más el adecuado para su perfil. De esta forma, podremos ir directos al grano, dar una atención totalmente personalizada y sin hacer que el contacto pierda el tiempo. Todo esto se traduce en una mayor posibilidad de conversión.

Asimismo, si nos entran muchos leads y los gestionamos manualmente, es muy probable que alguno se nos escape o que tardemos demasiado en llamar alguien y ya se haya ido con la competencia. La IA lo gestiona todo por nosotros y cualificará los leads de modo que sepamos en qué orden realizar las llamadas, para que no se nos escape ningún contacto.

Y como mencionábamos al principio, una mejora en el tratamiento de los datos que poseemos supondrá que ya no tengamos que depender de los datos de terceros que nos aportaban las cookies. Esto nos dará autonomía y generará confianza de los clientes respecto a su privacidad y el procesamiento de sus datos.

¿Y si a pesar de todo el lead no convierte?

Incluso con todo lo anterior, es bastante improbable que el 100% de los leads se traduzcan en conversiones, puesto que pueden echarse para atrás por motivos ajenos a nosotros, decisiones personales, influencias externas, etc.

Sin embargo, esto no significa que tengamos que dejar marchar al lead, sino que debemos “guardarlo” para volver a él más adelante. En ese tiempo de espera, el contacto puede haber repensado su idea de comprar o contratar, o puede que haya contactado con la competencia y no esté convencido, siga indeciso… Por lo que tenemos que volver a contactarle, para que no se olvide de nosotros y vuelva a tenernos como opción. Gracias a la IA, ese tipo de leads no caerán en el olvido y serán clasificados de tal manera que podamos volver a contactarles.

Como vemos, la Inteligencia Artificial puede ayudarnos a ahorrar tiempo, a mejorar la gestión de nuestros leads y a ofrecer un mejor servicio y atención a los potenciales clientes. Además, nos permitirá ser más independientes de los datos de terceros en un futuro que apunta a ser cada vez más cookieless.

¿QUIERES MEJORAR EL TRATAMIENTO DE TUS LEADS Y TUS VENTAS ASISTIDAS?

Deja tu número de teléfono y uno de nuestros consultores te llamará sin compromiso:

NO TE PIERDAS LOS ÚLTIMOS POSTS

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!